Domingo, 08 de Enero de 2017 23:12




NUTRICIÓN 10 - HAMBRE CERO


A partir de un innovador concepto de integración de voluntades y acciones, a través del trabajo en red y la articulación de políticas público-privadas, más de 1000 organizaciones se unen con el compromiso de trabajar para revertir un problema concreto de la realidad argentina. Al término de la presentación oficial de esta iniciativa entrevistamos al ingeniero Ricardo Hara quien nos explica la visión y la misión de : “Nutrición 10 - Hambre Cero”.

En el marco del XVIII Congreso Argentino de Nutrición, el 12 de agosto último, se lanzó oficialmente la iniciativa “Nutrición 10 - Hambre Cero”. Sergio Britos, Director del Programa de Agronegocios y Escuela de Nutrición de la UBA, fue el coordinador del encuentro.

Juan Llach, primer orador de la tarde, aseguró que el objetivo final de esta iniciativa es lograr con el tiempo que las campañas de nutrición desaparezcan ya que eso significaría que no son más necesarias. También hizo hincapié en alentar a crear una educación en la nutrición. Explicó que el problema de la malnutrición se manifiesta entre otras cosas, en la obesidad infantil o en las deficiencias de micronutrientes, como el hierro. Finalmente, expresó la conveniencia de hacer efectivamente universal la asignación por hijo a través de una alternativa que podría ser el pago, de algo así como un 75% de ella, con una tarjeta de compras de alimentos que tenga fuertes descuentos en los más nutritivos.


Ricardo Hara, Presidente de Solidagro, arrancó su discurso apelando a la participación de todos los ciudadanos. Aseguró que “Nutrición 10- Hambre Cero” es un espacio de desarrollo de contenido y acciones. Contó que esta iniciativa arrancó hace tres meses y hoy ya cuenta con una red de más de 1.000 organizaciones a lo largo de todo el país.


Uno de sus objetivos principales es la erradicación de la desnutrición en la Argentina en un plazo no mayor a cinco años, como también lograr una óptima nutrición de toda la población, basada en políticas efectivas a través de la articulación público-privada y la acción en red de las personas e instituciones comprometidas, hasta lograr que todos los hogares argentinos puedan alimentarse nutritivamente por sí mismos. También se propone educar y capacitar sobre la importancia de una alimentación y estilos de vida saludables, así como la difusión de campañas de concientización dirigidas a diferentes públicos de interés”, afirmó.


Por su parte, Agustín Salvia, Coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, realizó un recorrido por el problema del riesgo alimentario. Alarmó la falta de estadísticas y datos relacionados a este tipo de problemáticas. Mostró estadísticas relevadas en 3.181 hogares y 6.384 niños de 0 a 17 años. Pueden verse parte de sus estudios en el siguiente vínculo: http://bit.ly/oUBnt9. Salvia reconoce que hay esfuerzos de la política pública pero al mismo tiempo, ve que no logran llegar a resultados para erradicar el hambre.


Más tarde, el Dr. Esteban Carmuega, Presidente del Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil (CESNI), mostró una cifra verdaderamente alarmante: hoy en nuestro país mueren 28 niños por día. Apeló a la importancia que poseen los primeros 300 días de un niño en la nutrición temprana. Apeló a trabajar en el cuidado y educación de la mujer embarazada y revalorizó la lactancia materna. Coincidió con todos los oradores presentes en que “La pobreza es la principal causa de la desnutrición y a su vez su principal consecuencia. Más de la mitad de las muertes infantiles se relacionan con la desnutrición; causante de enfermedades y de importantes desequilibrios en el desarrollo intelectual y las capacidades cognitivas, repercutiendo en el recorrido escolar, social y productivo futuro de la persona, condicionando para toda su vida sus capacidades intelectuales y su salud.”


Luego, el Dr. Abel Albino, Presidente de la Fundación CONIN-Cooperadora para la Nutrición Infantil, mostró imágenes acerca de su experiencia como médico experto en temas de desnutrición infantil. Resaltó que, el éxito de la gestión chilena en la lucha contra este flagelo fue el trabajo en red de empresas, organizaciones de la sociedad civil y políticas públicas a largo plazo. También destacó la importancia del primer año de vida del niño, ya que es el único momento de la vida del ser humano en el cual se desarrolla el cerebro. Además, revalorizó la importancia del amor y la estimulación que se debe brindar al recién nacido para que pueda crecer saludablemente.


Alfredo Kasdorf, Presidente de la Red de Bancos de Alimentos, explicó el trabajo de los bancos de alimentos: recuperar, seleccionar, clasificar y distribuir alimentos en centros y comedores. Subrayó la responsabilidad del trabajo de las empresas y el interés por lograr un país con nutrición 10 y hambre cero.


El último orador de la jornada fue Juan Carr, voluntario de la Red Solidaria. Celebró el desarrollo de este tipo de programa al que lo definió como algo soñado. Consideró que es un éxito en sí mismo el que seamos tantos pensando en los que menos tienen. Resaltó la novedad de que siendo heterogéneos todos posean la misma obsesión, terminar con el hambre en Argentina. Además, adelantó que estamos más cerca que nunca de terminar con el hambre en nuestro país. Por último, proclamó "Yo vine acá para sumar, sumar y sumar".


Para ampliar información recomendamos visitar: www.nutricion10hambrecero.org