Domingo, 18 de Diciembre de 2016 13:41

 

 

 

TECNOLOGÍA AGROPECUARIA


Con motivo del cierre de año la Asociación de Cámaras de Tecnología Agropecuaria de Argentina -ACTA-, integrada por ASA (Asociación Semilleros Argentinos), Casafe (Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes), y Caprove (Cámara de Productos Veterinarios), convocó el 27 de noviembre último, en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, a representantes de las empresas que conforman las cámaras, a miembros de instituciones privadas, funcionarios públicos entre los que se encontraba el Secretario de Agricultura de la Nación y prensa especializada, a compartir el balance de año 2014.

El discurso a cargo de Hernán Bagliero, presidente de ACTA, señaló los logros obtenidos, planteó los desafíos que se presentan para el futuro y remarcó los temas pendientes que requieren de prontas definiciones para el desarrollo del sector agroindustrial argentino.



El presidente de ACTA destacó la trayectoria de las tres cámaras que integran la asociación, todas ellas superan los 60 años de trabajo ininterrumpido, y remarcó la importancia de haber logrado la cohesión en pos de un objetivo en común.

Como primer aspecto a considerar, señaló la preocupación por el respeto a la Propiedad Intelectual, base fundamental para el desarrollo de este sector de la agroindustria. Razón por la cual, reclamó la urgente necesidad de implementar un marco legal regulatorio moderno a través del tantas veces postergado tratamiento y sanción de la Ley Nacional de Semillas y de la Ley Nacional de Fitosanitarios, por parte del Congreso de la Nación.

Asimismo, destacó el papel de la Biotecnología como herramienta viable para aumentar la producción y distribución de alimentos en el futuro.

Consideró además, el fundamental papel de la industria veterinaria en Argentina para el aumento de la producción de proteína animal en el mundo, a través de la elaboración de vacunas y diferentes productos para tratamiento de enfermedades. Señaló que el Plan Sanitario Productivo de Caprove representa un aporte concreto a la sanidad de los rodeos actuales, herramienta moderna para aumentar la productividad.

Rescató la tarea que se lleva a cabo desde hace años a través del Programa Agrolimpio (limpieza y reciclado de envases vacíos de agroquímicos), lo que posiciona al país en el segundo reciclador en Sudamérica.

Reclamó una Política agroindustrial con incentivos claros, para la aumentar la producción y generar la inversión.

Y la necesidad social de comunicar claramente a la población las acciones y brindar información con base científica, para que no queden dudas que los alimentos que se consumen sean sanos, seguros y confiables.

Mencionó como hechos relevantes de este año, el reconocimiento de la FAO a la CONABIA (Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria); y la política estratégica de relacionamiento con China que se impulsa desde el sector público en interacción con las empresas privadas.

Al término de su discurso Hernán Bagliero invitó al Secretario de Agricultura de la Nación a dirigir unas palabras al auditorio.



Gabriel Delgado agradeció a los presidentes de las cámaras por los respetuosos reclamos, y destacó la importancia de la innovación tecnológica y la importancia de la institucionalidad público privada para desarrollar políticas concertadas, al tiempo que instó a tratar de generar innovación para aportar al desarrollo del país pero a través de la institucionalidad.

Consideró que el tema de uso y regulación de fitosanitarios es un tema nacional que incumbe a todo el país y no solo al sector agropecuario. Asimismo reconoció que si bien existen algunas personas involuntariamente mal informadas, también existen otras a las que puede atribuírsele una campaña direccionada y financiada que le hace muy mal al país a nivel internacional.

Mencionó su preocupación por el tema de deposición final de envases vacíos de agroquímicos y también por el incremento de malezas resistentes en Argentina.

Expresó su satisfacción por el reconocimiento de FAO a la CONABIA, lo cual que jerarquiza las tratativas de comercio internacional; y reconoció que China es un destino clave en el tema semillas, señalando que “no solo hay que pensar el negocio de exportación granos sino también la exportación de semillas”, por lo que continuarán con reuniones bilaterales para 2015, donde esperan dinamizar la sincronía de dos eventos de maíz que aún aguardan ser liberados, tal como ocurrió con sorgo.

Por último, se comprometió a impulsar en el Congreso los proyectos de Ley de Fitosanitarios y de Ley del Senasa,“que hasta ahora funciona como un cúmulo de decretos y merece y requiere tener su propia ley”, expresó el Secretario de Agricultura de la Nación.

Última actualización el Domingo, 18 de Diciembre de 2016 13:44