Domingo, 23 de Octubre de 2016 14:43

 

 

 

DESARROLLO Y CAMBIO CLIMÁTICO


El Banco Mundial ha publicado su "Informe sobre el Desarrollo Mundial 2010" con el título de "Desarrollo y Cambio Climático". En el mismo se analizan detenidamente los distintos aspectos y políticas referidas a cómo se puede llegar a un acuerdo para lograr un desarrollo sustentable que no afecte aún más los problemas que se vislumbran con respecto al cambio climático. El Informe es extenso y detallado y está provisto de estadísticas sumamente interesantes sobre todos estos aspectos.

En las primeras páginas se ofrece un resumen ejecutivo sobre los principales puntos que se analizan:

a) En el primer punto se analiza la política a seguir para la reducción de la pobreza en el mundo al mismo tiempo que se consigue un desarrollo sostenible. "Una cuarta parte de la población de los países en desarrollo continúan viviendo con menos de u$s 1,25 al día. Unos 1.000 millones de personas carecen de agua potable, 1.600 millones, de electricidad, y 3.000 millones, de servicios de saneamiento adecuados. Una cuarta parte de los niños de los países en desarrollado están malnutridos". Sin duda que solucionar esto constituye la prioridad número uno de la humanidad.

b) El cambio climático que se está registrando, lejos de facilitar el desarrollo sostenido, lo hace más difícil.

c) Encarar el cambio climático se debe hacer en forma urgente, dado que los países en desarrollo son los más vulnerables. Los costos de la variación del clima incidirían en estos países entre el 75 y el 80%. "Incluso un calentamiento de 2°C por encima de la temperaturas preindustriales -probablemente lo mínimo que padecerá el planeta- podría generar en África y Asia meridional una reducción permanente

del producto interno bruto (PIB) de entre el 4 y 5%".

d) La mayor parte de los países en desarrollo carecen de la capacidad financiera y técnica para abordar el creciente cambio climático.

e) Esos países dependen en forma directa de recursos naturales sensibles al clima para generar sus ingresos y bienestar, además de estar situados en zonas tropicales y subtropicales sujetas a un clima

variable.

f) Es improbable que el crecimiento económico sea suficientemente rápido para contrarrestar los perjuicios del cambio climático.

Es por todas las razones anteriores que se debe actuar ahora, de común acuerdo y de manera diferente.

En las próximas décadas, se deben "transformar los sistemas energéticos de todo el mundo a fin de que las emisiones mundiales disminuyan entre un 50 y un 80%. Las obras de infraestructura se deben

construir de modo que soporten nuevas condiciones extremas. Para alimentar a 3.000 millones de personas más sin someter a peligros mayores a los ecosistemas ya alterados, deben incrementarse la productividad agrícola y la eficiencia en el uso del agua".

Como un ejemplo de las medidas concretas que se podrían aplicar, en un gráfico del "Informe sobre el Desarrollo Mundial 2010", se muestra que se puede recobrar el equilibrio remplazando en Estados Unidos el uso de 40 millones de vehículos utilitarios deportivos por automóviles de bajo consumo de combustible, para contrarrestar las emisiones generadas por la producción de electricidad para 1.600 millones de personas más.

La emisión de esos vehículos utilitarios deportivos llega a casi 150 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) por año, que es el aumento de emisiones por el suministro básico de electricidad (ver en página 3 del "Informe sobre el Desarrollo Mundial 2010" el cálculo).


Fuente: Informe Semanal - N° 1510 - 27 DE MAYO DE 2011- Bolsa de Comercio de Rosario