PDF Imprimir E-mail



SUSTENTABILIDAD

EL MAÍZ ES LA LLAVE


A partir de las nuevas políticas agroindustriales implementadas en el país, el cultivo de maíz retorna a escena con todo su potencial, así quedó demostrado durante el Congreso MAIZAR 2016: "Maíz y Sorgo: El Motor del Cambio", organizado por la Asociación de Maíz y Sorgo de Argentina - MAIZAR- que tuvo lugar el 6 de julio último en la Ciudad de Buenos Aires.

Durante la jornada, se presentó el panel “Producir fuera de la zona de confort”, con la participación de productores, asesores y técnicos del INTA, quienes explicaron a la audiencia “por qué hacer maíz hoy”, a través de sus propias experiencias en dos zonas productivas muy diferentes, como son el sudeste bonaerense y la provincia de Córdoba.

 

Al término de las exposiciones, entrevistamos en forma exclusiva para AgroPROYECTUAL al ingeniero Santiago Lorenzatti, productor y asesor privado en la provincia de Córdoba, y Director Adjunto de Prospectiva de Aapresid - Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa, para conocer su visión sobre las posibilidades que ofrece el cultivo y su influencia sobre los sistemas de producción de cara al futuro.


 

Cabe mencionar que el panel “Producir fuera de la zona de confort”, estuvo integrado por: Agustín Bilbao (Aapresid y CREA), Aníbal Cerrudo (UI –INTA Balcarce) y Santiago Lorenzatti (Aapresid.

Aníbal Cerrudo, de la UI - INTA-Balcarce - Universidad Nacional de Mar del Plata, expuso sobre los aspectos ecofisiológicos del cultivo, explicó por qué el maíz está avanzando en ambientes no maiceros, principalmente por el mejoramiento genético a partir de la biotecnología y los hídridos tolerantes a estrés hídrico, que permiten una amplia ventana de siembra.

"Los híbridos actuales tienen una alta plasticidad reproductiva y son los que más responden a la densidad de siembra", afirmó Cerrudo, y reconoció que la otra tecnología que aportó a la expansión del cultivo fue la del silo bolsa, "que permite un manejo del maíz cosechado húmedo", que le brinda al productor un margen de tiempo para consumo, almacenaje y comercialización.

Agustín Bilbao, productor, asesor del CREA Necochea-Quequén y miembro de la regional Necochea de Aapresid, describió su experiencia de siembra de maíz en el sur bonaerense: “En suelos de poca profundidad y con un régimen de lluvias que no supera los 900 mm, logramos rindes de 6.000 y 7.000 kilos".

Bilbao les recomendó a los productores de la zona "no asustarse y caer en la emboscada de los costos, porque haciendo números… el margen bruto es mayor que el de la soja (280 a 113) y la renta del maíz es de 35% contra 18% de la soja".


 

El ingeniero Santiago Lorenzatti, productor y asesor privado en la provincia de Córdoba, y Director Adjunto de Prospectiva de Aapresid - Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa, afirmó que en general las gramíneas en la rotación son estabilizadoras, y que el maíz en particular posee argumentos agronómicos que lo convierten en “La llave del Sistema”, y en su exposición analizó los tres aspectos de la sustentabilidad.

Desde el punto de vista ambiental: permite la diversidad en la rotación, aporta rastrojo en cantidad y calidad, contribuye al manejo de malezas, aspectos como consumo de agua almacenada y secuestro de carbono.

Lorenzatti resaltó el manejo por ambientes y la posibilidad que brindan los maíces tardíos fuera de la zona de confort.

Desde el punto de vista social genera el mayor nivel de actividad laboral asociada al cultivo y una alta transformación local.

Asimismo, remarcó especialmente para esta próxima campaña 2016/17, el aspecto económico, siendo el cultivo con mayor margen bruto y con alto retorno en el concepto insumo-producto. "Hoy tenemos una relación casi de 2:1 de un maíz de primera con una soja de primera". Pero advirtió que "el maíz no puede hacerse a media máquina: hay que hacerlo con todo el paquete tecnológico".

 

En las conclusiones del panel, los tres integrantes coincidieron en que, más allá de los números favorables que se presentan en esta próxima campaña, el maíz es un cultivo para tener en cuenta en todos los planteos productivos por su aporte a la estabilidad del sistema. Y que es posible producir fuera de la zona de confort utilizando las nuevas tecnologías disponibles.

 

Más allá de la adopción de la siembra directa, y el cultivo de maíz, el Director adjunto de Prospectiva de Aapresid invitó a analizar los sistemas con una mirada a largo plazo -diez años- lo que permite pensar en: exigir reglas de juego claras para poder planificar seriamente, un reordenamiento territorial por parte del sector público; y en contratos de arrendamiento racionales, implementación de buenas prácticas agropecuarias – BPA, por parte del sector privado.

Durante la charla, Lorenzatti hizo hincapié en promover los procesos de AC- Agricultura Certificada, como un agregado de valor y generación de negocios globales; y como ya nos expresara en una entrevista efectuada a comienzos de año, la posibilidad de desarrollo de una “Marca País” asociada a la producción sustentable en Argentina. (Agricultura Certificada)

En estos conceptos expuestos por el Director adjunto de Prospectiva de Aapresid quedó resumido gran parte del espíritu del próximo XXIV Congreso Aapresid: “RESILIAR” que se desarrollará en la ciudad de Rosario del 3 al 5 de agosto de 2016 (www.congresoaapresid.org,ar).

Última actualización el Sábado, 13 de Agosto de 2016 22:37