PDF Imprimir E-mail

SISTEMA CHACRAS

Compartir Conocimientos y Adaptar Tecnologías


 

Durante el Congreso MAIZAR 2016: "Maíz y Sorgo: El Motor del Cambio", organizado por la Asociación de Maíz y Sorgo de Argentina - MAIZAR- que tuvo lugar el 6 de julio último en la Ciudad de Buenos Aires, se presentó un panel sobre “Sistema Chacras: Una visión integrada en la brecha productiva en maíz”, con la participación de Tomás Coyos, Ignacio Alzueta y Nicolás Ríos Centeno, miembros de la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa - Aapresid, que contó con la conducción de Leandro Ventroni.


Al término de las exposiciones, AgroPROYECTUAL entrevistó en forma exclusiva al moderador del panel, el ingeniero Leandro Ventroni, Gerente de Programa Sistema Chacras de Aapresid, quien efectuó una síntesis de lo expuesto en la jornada y nos explicó algunos detalles de la tarea que realizan en las chacras experimentales en diferentes zonas productivas de Argentina, y en la Red de Ensayos de Maíces Tardíos que conducen.




Con respecto a la presentación efectuada por el panel en el Congreso MAIZAR 2016, el proyecto surge de la iniciativa de miembros de la Regional “Bragado- Chivilcoy” de Aapresid,  con la finalidad de acortar la “brecha productiva” entre los rendimientos alcanzables y los rendimientos logrados en el promedio de los lotes de producción, comprendidos en el área de influencia de la Chacra Experimental Bragado-Chivilcoy (Bs. As.).

La zona presenta condiciones edafo-climáticas propicias para alcanzar rendimientos estables a lo largo del tiempo e incrementarlos hasta valores más cercanos a los potenciales de cada cultivo. Sin embargo, considerando los rendimientos promedio de las últimas campañas en distintos establecimientos, pareciera haberse alcanzado un “plateau” productivo.

También se observa una marcada variación interanual, con “pisos”“techos” muy alejados de los rendimientos promedio. Y en una misma campaña (en ambientes edafo-climáticos similares) existen importantes diferencias en los rendimientos logrados entre distintos productores o entre distintos lotes con diferente historia productiva. Razón por la cual, los miembros del grupo, consideran que no se está aprovechando el potencial productivo de estos ambientes, y que existe una brecha productiva entre los rendimientos logrados  y los rendimientos máximos alcanzables a nivel local.


 

El Sistema Chacras de Aapresid propone replicar un modelo de capacitación y transferencia de conocimientos horizontal, colaborativo y orientado a resultados; pero siempre teniendo en cuenta las particularidades de cada región agroecológica donde se nuclean un conjunto de productores con una serie de necesidades productivas concretas, con problemas en común, para encontrar juntos las soluciones alternativas posibles.

De esta manera el grupo de productores, de común acuerdo, y asesorado por especialistas de universidades, el INTA y el apoyo de empresas de insumos, fijan un lugar físico donde se establece la Chacra Experimental Aapresid.

“El tamaño de cada Chacra y su área de influencia es indefinido, los límites los fijan el ambiente y las características de las explotaciones; porque se trata de un sistema de capacitación y desarrollo, y no del asesoramiento puntual a productores”, nos aclara el ingeniero Ventroni.

 

Para comenzar a funcionar como tal, la Chacra Experimental debe nombrar un Gerente Técnico, que junto a los productores miembros y con el asesoramiento de los especialistas, efectúan un diagnóstico de situación identificando los problemas que se les presentan, para luego elaborar un plan de acción. Durante la charla, Ventroni hizo hincapié en que el espíritu del Programa Sistema Chacras Aapresid radica en “generar aprendizaje transformando el “dato” en “información”, la información en “conocimiento” y el conocimiento en “saber””.



En la actualidad la red de Sistema Chacras se expande por todo el territorio argentino, existen chacras situadas en: Justiniano Posse (Córdoba), Valle Medio (Río Negro), Bandera (Santiago del Estero), San Luis (San Luis), Bragado-Chivilcoy (Bs. As.), Pergamino (Bs. As.), La Redención – Sofro, en Inriville (Córdoba), San Martín (Chaco), Neuquén, El Rocío (Corrientes), y la recientemente creada María Teresa. Además existen las redes de ensayo: en  Zona Núcleo-Red de Ensayos de Maíces Tardíos; en el NEA-Red de Ensayos de Soja.

La actividad de cada chacra es independiente, cada una de ellas se desarrolla según su propia potencialidad, aunque todas trabajan bajo la premisa de enfocarse en soluciones específicas a problemas concretos.

En cada chacra se llevan a cabo ensayos experimentales, análisis y la publicación de resultados, a través de distintas metodologías, lo que permite compartir la información generada y afianzar  conocimientos y saberes.

Concluyendo la entrevista el Gerente de Programa Sistema Chacras nos resumió las actividades que desarrollarán en el próximo Congreso Aapresid 2016: “RESILIAR”, que tendrá lugar del 3 al 5 de agosto en la ciudad de Rosario, a través de plenarias y talleres específicos que reflejarán la situación de cada una de las chacras experimentales.

Última actualización el Sábado, 13 de Agosto de 2016 22:41