Miércoles, 20 de Julio de 2016 12:07




CONOCIMIENTOS EN RED

Malezas Resistentes: en Busca del Camino


En los últimos meses, las malezas resistentes han generado señales de alerta permanente en el sistema productivo de nuestro país. Así lo reflejan el alerta roja sobre Amaranthus palmeri (yuyo colorado) emitido por REM-Aapresid (junio de 2016); a lo que se suman, las conclusiones del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA) que indican la caída en el uso de tecnologías como “estrategia de minimizar costos” ante las dificultades originadas en los últimos años para la producción en la Argentina, y destaca -entre otros factores determinantes- el uso de maquinarias de labranza por el avance de las malezas resistentes, como responsable de la disminución de la superficie agrícola bajo siembra directa en la campaña 2014-2015.

Por tal motivo, entrevistamos en forma exclusiva para AgroPROYECTUAL a Martín Marzetti, Gerente de REM Aapresid, quien recién llegado de su gira por Estados Unidos donde visitó centros de investigación y mantuvo reuniones de intercambio con expertos internacionales sobre el tema malezas tolerantes y resistentes, nos brindó su opinión al respecto,



 

Según un reciente informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, a través del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA), entre las campañas 2010/2011 y 2014/2015 la siembra directa pasó de tener una participación del 94% sobre seis cultivos considerados (trigo, maíz, soja, girasol, sorgo y cebada) a un 90%. Respecto del uso de tecnología, el trabajo destaca la caída en el porcentaje de productores que hacen un alto planteo tecnológico, como consecuencia de las dificultades que hubo en los últimos años para la producción. Los técnicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires señalan que: “En cinco años la Argentina pasó de tener un 46% de productores con planteos de alto nivel tecnológico a sólo 30% en la campaña 2014/15, expresado generalmente en menores dosis de fertilización, una merma del sistema de siembra directa y un aumento en el uso de herbicidas por ineficiencias en el control de malezas, entre otras causas puntuales".

Con respecto a la problemática de malezas tolerantes y resistentes, se sabe que hay productores que vuelven a disquear los lotes y retornan al control mecánico ante la falta de efectividad de algunos herbicidas; lo cual pone una señal de alerta porque significa un retroceso en el manejo sustentable del sistema productivo.



En la charla con Martín Marzetti, gerente de REM Aapresid - Red de Conocimiento de Malezas Resistentes (coordinada por la Asociación de Productores de Siembra Directa, de la que participan técnicos y expertos de otras instituciones y empresas), nos explica los principales objetivos que promueve la REM: actuar como una red de alerta y detección temprana para el estudio de los casos sospechosos, con la posterior comprobación científica de la resistencia; difundir la problemática orientada a la prevención; coordinar acciones público-privadas para  generar soluciones a las problemáticas de las distintas malezas; y volcar toda la información generada en un sitio web de acceso libre.

Asimismo, nos recuerda que las malezas resistentes y tolerantes a herbicidas son un problema que avanza en todas las zonas productivas del mundo, y que “el principio de la solución es cambiar la actitud ante la situación y el manejo agronómico”.

 

Marzetti siempre aconseja: “Repensar el Sistema, para no cometer los mismos errores nuevamente”, insiste en realizar un enfoque sistémico, “porque el problema existe hoy y entre todos debemos tratar de resolverlo, compartir conocimientos, y para ello el trabajo en red es fundamental. No podemos sentarnos a esperar que aparezca una nueva tecnología, porque a pesar de las investigaciones en marcha aún no existe “esa fórmula mágica” que remedie todo, el productor debe convencerse que “la solución no se compra en un envase”, asegura enfáticamente.

Existen distintas estrategias para cada caso, según cada planteo productivo y región, para combinar adecuadamente las herramientas disponibles que no deben emplearse en forma aislada, sino complementaria: agroquímicos, maquinarias, informática, biotecnología, etc., pero siempre con el sustento del manejo, la rotación de cultivos, el monitoreo y el conocimiento sobre la ecología de malezas.

“La rotación de cultivos es fundamental para la sustentabilidad del sistema de producción, la posibilidad de incorporar cultivos de cobertura y más cultivos de gramíneas, permite cortar el ciclo de varias especies de malezas que se establecieron ante la supremacía que ejercía la soja, por razones económicas, en los últimos años. Cuanto más complejicemos el sistema con diferentes cultivos que aprovechen los recursos de manera diferencial, mayores beneficios habrá, ésta es la forma de ser sustentables”, remarca Marzetti.

El monitoreo es clave para un buen diagnóstico: el reconocimiento de las malezas en estado vegetativo es una herramienta muy útil que debemos ejercitar, para ello existen capacitaciones a productores y técnicos; es primordial realizar un buen seguimiento de los lotes, en los diferentes momentos del año. Un buen diagnóstico, es la base del manejo integrado.



Durante la charla con Marzetti surgió la inquietud sobre el alerta roja que efectuó la REM en el mes de junio último, con respecto a la confirmación científica de la presencia de Yuyo Colorado (Amaranthus palmeri) resistente a Glifosato, que se distribuye sobre una importante superficie del territorio argentino con epicentro en el Departamento de Río Cuarto, Córdoba.

Cabe considerar que esta maleza a nivel mundial presenta también otros antecedentes de resistencia a diferentes principios activos de herbicidas.

Toda la información sobre malezas tolerantes y resistentes a herbicidas, se encuentra relevada en los mapas interactivos recientemente actualizados, y disponible para consulta en la página web de REM (www.aapresid.org.ar/rem/).

Todas las acciones que podamos implementar para prevenir la difusión y establecimiento de malezas, sin duda será “el mejor sistema de control” que podamos adoptar. No es lo mismo tener en un lote, o en la zona, malezas tolerantes y/o resistentes, porque ello implica un costo extra a considerar en los números del cultivo. Y terminan generando una situación muy difícil de revertir que atenta contra la rentabilidad.

Con respecto a las novedades en materia de malezas resistentes, Martín Marzetti nos adelantó algunas de las temáticas que abordarán los especialistas nacionales y extranjeros en el XXIV Congreso Aapresid: “RESILIAR”, que tendrá lugar del 3 al 5 de agosto próximo, en la ciudad de Rosario. Sin duda, la presencia de Fabián Menalled, experto en Ecología y Manejo de Malezas de la Universidad de Montana (USA), genera gran expectativa. Y la posibilidad para todos los asistentes al congreso, de inscribirse y compartir experiencias con productores y asesores de diferentes zonas del país en los Talleres CQ (www.congresoaapresid.org.ar).

 


Última actualización el Sábado, 13 de Agosto de 2016 22:43