PDF Imprimir E-mail

LOS SECRETOS DEL SUELO


En consecuencia de la declaración de FAO "2015 - Año Internacional del Suelo", sin duda el XXIII Congreso Aapresid- Biosapiens: la Era del Suelo, fue el marco propicio para la presentación pública de los resultados del Proyecto BIOSPAS: "Biología del Suelo y Producción Agraria Sustentable"; que durante diez años llevaron a cabo un grupo multidisciplinario de investigadores bajo el modelo de integración e interacción público-privada que permitió avanzar en el conocimiento de los procesos subterráneos del suelo ligados a la productividad agrícola.

Por tal motivo, entrevistamos en forma exclusiva para AgroPROYECTUAL al Doctor Luis Wall, especialista en interacciones biológicas, profesor de la Universidad de Quilmes y Director responsable del Proyecto BIOSPAS, para conocer las conclusiones del mismo y algunos aspectos de sus futuras investigaciones junto a la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa - Aapresid.




El suelo constituye una delgada capa sobre la superficie del planeta que sostiene toda la vida que ocurre en los continentes, y los microorganismos que lo habitan son responsables de la mayoría de los fenómenos que en él ocurren.

Teniendo en cuenta que, la producción sostenida de alimentos depende del buen uso que hagamos del suelo, resulta indispensable conocer cómo la presencia, funcionamiento e interacción de los microorganismos puede determinar la productividad o fertilidad de un suelo, es decir, su capacidad de producción de alimentos.

Dada la envergadura y complejidad del Proyecto BIOSPAS, se estructuró un consorcio con diferentes Grupos de Investigación pertenecientes a nueve Instituciones Académicas nacionales, y tres entidades privadas ligadas a la actividad agropecuaria: la ONG- Aapresid  y dos empresas representadas por Grupo Romagnoli y Rizobacter; con el auspicio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva). A su vez se plantearon cinco (5) Proyectos o Instrumentos de Ejecución, con las diferentes líneas de trabajo de acuerdo a las temáticas que los integran.

El ensayo se llevó a cabo en la zona núcleo productiva del país, en cuatro tipos de suelos (desde arenoso hasta arcilloso pasando por franco limoso) y los sitios de muestreo corresponden a establecimientos de miembros de Aapresid sitos en las localidades de Bengolea y Monte Buey (Córdoba), Zavalla (Santa Fe) y Viale (Entre Ríos).



En el Proyecto BIOSPAS se estudió el suelo analizando en forma conjunta y simultánea diferentes parámetros biológicos y edáficos que hacen a su funcionamiento, para comprender cómo se estructuran y relacionan estas variables entre sí y ellas con la productividad.

Asimismo se compararon situaciones de buenas prácticas dirigidas a lograr la sustentabilidad del proceso, las que incluían rotación de cultivos y reposición de nutrientes; en contraposición con las prácticas de mono- cultivo y sin reposición de nutrientes que atentan contra la sustentabilidad del proceso. De tal modo, se caracterizó cualitativa y cuantitativamente los diferentes grupos funcionales del suelo (bacterias, arqueas, hongos, meso y macrofauna), en el marco de la estructura fisicoquímica del suelo y de la relación suelo/raíz.

El Doctor Wall resaltó que si bien se tenían previos conocimientos de microbiología, gracias al desarrollo de las actuales técnicas moleculares “hoy sabemos que es muchísimo más lo que desconocemos de la vida del suelo que lo que sabemos de él”.

Y concluyó la conversación señalando que: “A partir de estos datos esperamos crear conocimiento sobre la biología del suelo que nos permita identificar indicadores biológicos de calidad de suelo, y eventualmente inferir potencialidades de rendimiento, los cuáles serán una guía indispensable para el productor, para encarar un manejo racional y más eficiente del uso del suelo en sus prácticas agropecuarias”.

 

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Sábado, 13 de Agosto de 2016 23:34